fbpx

Con sensaciones encontradas ando…

Para los que no saben, nosotros estamos cuidando una casa en el sur, en la cual estamos muy bien ya que nos da la paz para pasar esta cuarentena tranquilos. El motorhome o casita como a mi me gusta llamarla no entra, por eso estuvo casi dos meses en la calle, lo cual era bastante frustrante porque el clima en el sur o por lo menos en Villa La Angostura es muy lluvioso lo que hace que se mantenga todo húmedo y genera un deterioro, hace unos días logramos encontrar un lugar donde guardarlo el tiempo que sea necesario.

Cubriendo nuestro motorhome

Tuvimos que vaciarlo casi por completo y es ahí donde comenzaron aparecer… Esas sensaciones de angustia, nostalgia, felicidad a la vez por tener un lugar. Soy de las personas que piensa que no hay que aferrarse a lo material, pero esta casa la siento más casa que cualquier otra, pequeña, con sus incomodidades y limitaciones.

En ella nos sentimos verdaderamente libres, simples, sin prejuicios, más humanos… Gracias Casita y acá vamos a estar esperándote para volver a salir a rodar nuevamente y con más ganas que nunca.

Anterior Nuestros Podcasts y salidas de radio
Siguiente Dejar viajar la mente

Comments are closed.